NUEVA WEB UNA CITA EN FLAMINGOS






AHORA SEGUINOS EN NUESTRA NUEVA WEB:

WWW.UNACITAENFLAMINGOS.TK




31 mayo 2012

BUNBURY DESNUDA SU ALMA LATINA


El próximo 9 de junio, Enrique Bunbury presentará en Cali ‘Licenciado Cantinas’, producción que contiene temas clásicos del folclor latinoamericano. 

La gira ‘Licenciado Cantinas’, del cantante español Enrique Bunbury, llegará a Cali el sábado 9 de junio. La cita con el artista, luego de ocho años sin presentarse en nuestra ciudad, será en el Centro de Eventos Valle del Pacífico. 

Bunbury llega precedido de una serie de éxitos con su producción ‘Licenciado Cantinas’, lanzado en diciembre del año pasado y que ha logrado Disco de Oro en ventas y que ha sido número 1 en iTunes en México, España y Estados Unidos. Además, con él ha obtenido dos nominaciones a Premios Lo Nuestro.

Para su concierto en la Sultana del Valle, el artista –cuyo equipo supera las 20 personas– ha solicitado platos veganos (pues Bunbury no consume alimentos de origen animal) y frutas de temporada de origen orgánico. Para él hay preparado un menú que incluye tortillas de arroz ecológicas sin sal, leche y cereal de avena y pan de cereales ecológicos. Además, para estar en armonía antes de su encuentro con el público, ha pedido en el camerino inciensos Nag Champa y velas.

Entre tanto, Los Santos Inocentes que son los músicos del grupo que lo acompañan, solicitaron licores y marcas exclusivas como Jack Daniel’s y tequila Don Julio.

LOGÍSTICA DEL CONCIERTO

Los organizadores del concierto han anunciado que las puertas se abrirán a las 5:00 p.m. Los asistentes podrán disfrutar de música de ambiente hasta las 9:00 p.m. cuando el artista suba al escenario. Luego de su presentación se podrá disfrutar de una fiesta con varios artistas invitados, que se prolongará hasta las 3:00 a.m. 

Entre las recomendaciones está prohibido el porte de cualquier artículo cortopunzante y sombrillas de picos. Igualmente, no se permitirá el ingreso de personas con algún indicio de estar bajo los efectos del alcohol o algún tipo de drogas. Aunque no se permite el ingreso de cámaras profesionales, con objetivo o uso de flash, la audiencia de Cali será de las pocas autorizadas para tomar fotografías con cámaras pequeñas personales o con celulares, por supuesto sin flash.

Para el concierto se han dispuesto tres localidades: El Mar (palcos para diez personas), El Cielo (Platino) y Tú (VIP). Aún hay boletería disponible y se puede adquirir desde $85.000.

EL ENCUENTRO

El artesano del rock en castellano seducirá a sus seguidores con lo mejor de su repertorio. Bunbury es recordado por clásicos de su autoría como ‘Alicia expulsada al país de las maravillas’, ‘Infinito’, ‘Lady Blue’ y ‘Que tengas suertecita’, sin olvidar la presentación de Licenciado Cantinas. 

Los temas de esta reciente producción serán interpretados a través de exquisitas versiones de clásicos del folclor latinoamericano a las que ha impreso su sello personal. 

Entre los temas figuran títulos como ‘El Mar, el Cielo y tú’, ‘Llévame’, ‘Mi Sueño Prohibido’, ‘Pa Llegar a tu Lado’, ‘Chacarera de un triste’, ‘Ódiame’, ‘Vida’, ‘El Mulato (licenciado)’, ‘El Solitario (Diario de un borracho)’, ‘Ánimas, que no Amanezca’, ‘Que me lleve la Tristeza’, ‘El Día de mi Suerte’, ‘Cosas Olvidadas’ y ‘La Tumba será el Final’ y ‘El Cielo está dentro de mí’.

Fuente: El País

GUATEMALA (30.05.12)


Gran Teatro Nacional Miguel Angel Asturias, Ciudad de Guatemala, Guatemala (30.05.12)

EL MAR EL CIELO Y TÚ
LLÉVAME
EL SOLITARIO
SI NO FUERA POR TÍ
LA SEÑORITA HERMAFRODITA
EL EXTRANJERO
ÓDIAME
EL ANZUELO
NO ME LLAMES CARIÑO
ÁNIMAS QUE NO AMANEZCA
LOS HABITANTES
SÁCAME DE AQUÍ
QUE TENGAS SUERTECITA
EL DÍA DE MI SUERTE
DE TODO EL MUNDO

EL HOMBRE DELGADO
SAN COSME Y SAN DAMIÁN
IRREMEDIABLEMENTE COTIDIANO
INFINITO
SÓLO SI ME PERDONAS
EL TIEMPO DE LAS CEREZAS
...Y AL FINAL

POR SEGUNDA NOCHE CALANDO HONDO EN GUATEMALA


Polémico, poeta, revolucionario, melancólico, enamorado del desamor, todo un Licenciado en la materia de Cantinas, conocido como el aragonés errante, aquel hombre delgado que no flaqueará jamás, el gran Bunbury, fue el que en esta ocasión tuvo el honor de pisar por segundo día consecutivo las tablas del Gran Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, que lo recibió con un lleno total y vitoreando tema tras tema a una sola voz "Enrique... Enrique".

Vestido de rojo y con ese toque que solo Enrique Bunbury puede inyectarle a un espectáculo, inició el viaje por las canciones cantineras, por los sonidos sensuales, llenos de danzón, tangos, boleros y hasta texmex, pero matizados con notas rockeras como solo Bunbury y su banda lo pueden hacer.

Los Santos Inocentes, camaradas del zaragozano, son los músicos encargados de ponerle ese extra a la interpretación de Bunbury y que hacen que este espectáculo valga cada centavo invertido en el. La banda está integrada por el "Patriarca de la Percusion" Quino Bejar, "El Motor de la Maquina" el baterista Ramón Gacías, en el teclado y el acordeón el "reverendo" Jorge Rebenaque, en bajo y contrabajo Robert "Bob" Castellanos, Álvaro Suite guitarrista y alero del cantautor y poniéndole el sonido clásico a las guitarras Jordi Mena.

"Que no me atrape lo mundano… si prefiero no estar quieto", "dímelo, dímelo de una vez" y "Que tengas suertecita" parecían ser ya un himno para los guatemaltecos que abarrotaron el recinto y no pararon de corear y pedir más, tras cada interpretación del Licenciado Cantinas.

Fue así como por más de dos horas el músico y escritor español dio a los asistentes un recorrido por temas de su discografía, "Flamingos", "El viaje a ninguna parte", "Hellville", "Las consecuencias", "Pequeño", "Licenciado Cantinas" y "… al final" de "Freak Show", con el que acompañado de las palabras "Guatemala, muchísimas y muchísimas gracias, un inmenso placer estar con ustedes, hasta siempre, no se olviden de nosotros" se despide de Guatemala dando nuevamente una Cátedra Magistral en el Teatro Nacional.

Fuente: Punto Guate

LOS FANÁTICOS DE BUNBURY BUSCAN CONSUELO EN SUS COMPOSICIONES


El 11 de octubre del 2009, el cantante español Enrique Bunbury se dirigía al cantón azuayo de Sígsig en una buseta. En el vehículo escuchaban temas de Julio Jaramillo.

Por un momento eso molestó al artista español, quien pidió que cambiaran de música, recuerda el presidente del Club Saltamontes Kléver Samaniego; ese grupo organizó un concierto en Sígsig.

Samaniego deseaba que los temas del 'Ruiseñor de América' fueran escuchados por ser parte de la identidad nacional. Por su insistencia, Bunbury aceptó seguir escuchando y minutos después le cautivó el tema 'Ódiame'.

Ese tema es el promocional de su último disco 'Licenciado Cantinas', que lleva el mismo nombre de su gira que realiza por Latinoamérica. En el país solo se presentará en Cuenca, el 16 de junio.

Samaniego recuerda que a Bunbury le llamó la atención la canción, que se convirtió en el sencillo promocional. Este azuayo asegura que tiene comunicación esporádica a través de Internet con Bunbury. Envía sus recuerdos al Club Saltamontes.

'Licenciado Cantinas' es un recorrido musical por América Latina. En esta producción, además de Ódiame (identificada con Ecuador) se puede encontrar canciones como El Día de mi Suerte de los salseros Willie Colon y Héctor Lavoe; en total son 15 canciones de América Latina.

Bunbury, de 44 años, también envía saludos a Sígsig en su video promocional en el que anuncia su gira por México, Colombia... Allí, el artista hace una pausa para mencionar a la capital azuaya.

Para el presidente del club de fans del país, Bruno Chacón, Cuenca es la urbe con más seguidores en el país. Él se emociona cuando tararea la letra "Si ya no puede ir peor. Haz un último esfuerzo, espera que sople el viento a favor". 

Se siente identificado con el artista, quien se divorció de su esposa una periodista y compuso esa canción. Según Chacón, también se divorció y El viento a favor le sirvió para reponerse de esa situación.

Para este cuencano, de 36 años, uno de sus mayores recuerdos es el álbum 'Live in Ecuador', que lo grabó en Cuenca. En 1998, dice Chacón, el artista tenía previsto ofrecer un concierto en Lima, pero se suspendió.
Por esa razón, se presentó en el bar Santú de Cuenca y allí nació ese disco. En esa visita, el artista conoció El Cajas y Sígsig.

Otro cuencano que identificado con Bunbury es Paúl Lituma, de 27 años, quien se emociona al contar que su cumpleaños es el 11 de agosto, la misma fecha que el artista. Se queda en silencio y sus manos tiemblan. Recuerda que el tema … Y Al final solía bailarlo con madre, quien falleció hace tres años. Juan Castro es otro seguidor. Para él, el tema El viento a favor le da fuerzas para seguir adelante sin importar sus problemas. Tiene de 18 años y se siente identificado con otras melodías "porque Bunbury tiene una canción para cada estado de ánimo".

Para el radiodifusor, Guermán Piedra de Súper 9'49, Bunbury gusta de la naturaleza y tranquilidad, "por eso le atrae Cuenca".

Fuente: El Comercio

BUNBURY DIO UN CONCIERTO ÍNTIMO Y MELANCÓLICO


La espera de 35 minutos valió la pena. Las dos horas de concierto y los temas descorazonadores convirtieron al Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, la noche del martes, en una cantina masiva. La primera de las dos fechas de presentación -el miércoles fue la segunda- hubo un ambiente fraternal que hizo que Enrique Bunbury sonriera ante la aceptación del público, que durante el show coreó: "¡Enrique, Enrique!", entre canciones. La gran ovación hizo que, tras su primera salida, el público clamara por él durante más de tres minutos para que volviera la primera de las dos veces que regresó al escenario, del que se despidió a las 22:35 horas.

Ese torero bohemio con actitud de boxeador

La noche abrió con la dupla El mar, el cielo y tú y Llévame, momento a partir del cual los asistentes permaneció de pie durante toda la presentación. Con zapatos de charol, saco negro flameado y sombrero, el español cautivo desde el principio con su forma de interpretar, con movimientos mitad torero, mitad boxeador flamenco, pero siempre con el aire bohemio.

La siguiente en el ring fue El solitario (diario de un borracho), la primera del grupo de canciones que los guatemaltecos corearon casi con exactitud junto al cantante. Mientras, sobre una tarima con una decoración mínima en la que predominó el movimiento de las luces, Los Santos Inocentes llevaban el compás como una máquina aceitada que ofreció un sonido exacto sin falla alguna.

Luego, con una cadencia que lindó por unos segundos con Sympathy for the Devil, de los Rolling Stones, y acompañado de una guitarra aguda, Enrique regresó a sus inicios y cantó Big Bang, del disco Radical Sonora, con un ritmo menos eléctrico y más rock. Una de las pocas visitas al pasado, pues los siguientes temas fueron La señorita hermafrodita, El extranjero y Ódiame.

Durante los 120 minutos de concierto, Bunbury conversó poco con el público y se dedicó a cantar temas despechados para una audiencia que reconoció de principio a fin su entrega, pues como dijo al inicio: "Buenas noches… Guatemala querida, es un placer estar con ustedes, hemos preparado algo especial. Traemos canciones cantineras, melancólicas (…) Espero que los temas que seleccionamos para ustedes sean de su agrado".

Fuente: s21

WIRIKUTA FEST, LA CRÓNICA


Músicos y más de 60 mil personas de buen corazón unieron su voz en defensa del sitio sagrado.
Muchas son las virtudes de la música. Una de ellas, y de las más importantes, es la de convocar a las masas por una buena causa. Era el momento para que los acordes de grupos y solistas hicieran un llamado, un llamado que las palabras han desgastado en diversos discursos. Sólo la música tiene ese don mágico, el de hacer, en este caso, un llamado a la defensa del lugar sagrado de los wixárikas o huicholes: Wirikuta.

Para ello, se convocó a propuestas de talla internacional como Caifanes, Café Tacvba, Calle 13 y Bunbury, quienes se unieron a la lucha que indígenas, activistas, civiles y músicos independientes realizan para concientizar sobre la situación que enfrenta la zona de Wirikuta, espacio sagrado de la cultura huichola, que comprende gran parte del desierto del estado de San Luis Potosí, y que en 1999 fue declarada por la UNESCO uno de los catorce sitios naturales sagrados del mundo, que deben ser protegidos.

En 2009, el gobierno mexicano otorgó 22 concesiones a la minera canadiense First Majestic para la explotación de plata. Dichas licencias, según investigadores profesionales, causarían impactos ambientales y culturales irreversibles, ya que el 60 por ciento de la superficie concesionada a dicha empresa se encuentra dentro del área natural protegida.

De esta forma, el Colectivo Aho, integrado por músicos como Rubén Albarrán (Café Tacvba) y Roco Pachukote (Sonidero Meztizo), entre muchos otros, lanzaron la convocatoria del Wirikuta Fest, evento plagado de grandes músicos iberoamericanos, quienes apoyaron esta noble iniciativa en el concierto realizado el pasado sábado 26 de mayo en el Foro Sol, de la Ciudad de México.

La multiculturalidad del pueblo huichol se hizo presente. Desde sus vistosas prendas de vestir, sus magníficos bordados, sus inigualables artesanías y hasta sus rituales de sanación impregnaron a este festival de música con un halo de misticismo, propio de una tierra cuya visión del mundo es radicalmente opuesta a la del teiwarixi o individuo occidental.

Rock, reggae, ska, surf y hasta cánticos y rezos ancestrales fueron los encargados de dar inicio al festival en el escenario Xure (rojo), que tuvo una gran respuesta por parte del público, en su mayoría jóvenes, que bailó y cantó al compás de bandas como 22, comandada por Memo Méndez y Valle González, quienes se encargaron de calentar los ánimos en el foro. Les siguieron Luix Saldaña y sus percusiones; mientras que los Ginger Ninjas causaron una gran impresión, gracias a su combinación de música con mensaje hacia el medio ambiente, a través de las bicicletas que generaban la electricidad para sustentar su show.

La música tradicional huichola también estuvo presente, en dialectos como el náhuatl. Grupos de distintas etnias del país, como Venado Azul, mostraron parte de la tradición musical y oral que las ha constituido por miles de años. A la par, rituales de purificación se celebraban para conectarse con la Tierra. Una de esas bandas, Nubes de la Sierra, alertó a los presentes de los peligros que acarrearía para Wirikuta el hecho de que las concesiones otorgadas por el gobierno a mineras extranjeras, iniciaran sus trabajos de extracción en la zona. 

Más tarde, y ante la mirada piadosa de Tatewari (Sol), que brillaba resplandeciente, arribó la gran diva del rock mexicano, Ely Guerra.

Con su inconfundible voz, la Guerra, sólo con guitarra en mano, recordaba sus inicios, al tiempo que interpretaba rolas como "Mi playa" y "Peligro", entre otras. "Hoy es un día importante, todos nos hermanamos para alzar la voz en favor de una buena causa", dijo la cantautora, quien destacó el despertar social de los mexicanos ante un país convulso.

Controvertida como siempre, Amandititita salió al escenario con todo y dedicó al presidente mexicano Felipe Calderón y al candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, el tema "Cerebro de Caca". Su anarcumbia e irreverencia se hicieron presentes. "Viva la libertad de expresión", gritó la hija del inolvidable Rockdrigo González.

"La güera Televisa", "La marihuanera" y "Odio a mi jefe" fueron algunas de sus piezas más coreadas, y después llegó al clímax cuando Lino Nava, guitarrista de La Lupita, subió al escenario para sumarse en "La mataviejitas".

Después, ell escenario Yuawi (azul) estaba listo para recibir al Sonidero Meztizo, dueto integrado por Roco Pachukote y la cantante chilena Moyenei Valdés, quienes dedicaron su presentación al movimiento pacifista organizado por el escritor y poeta Javier Sicilia.

"Queremos dedicar esta canción a un movimiento en contra de esta lucha ensangrentada que está viviendo el país, por aquellos que buscan que los recursos vayan a la educación, viviendas, a combatir la pobreza y todo aquello que da vida, en lugar de estar dirigido a lo que mata", dijo Roco para dar pie a la canción "Somos paz".

Al ritmo de "Kumbala" (tema emblemático de la Maldita Vecindad), "Que se escuche" y "El águila y el cóndor", Moyenei destacó que el festival es "para que sepan que Latinoamérica no está a la venta"

Posteriormente, Julieta Venegas tomó la tarima. La tijuanense interpretó "Algo está cambiando", así como su cover a "La jaula de oro", original de Los Tigres del Norte, y "Me voy", uno de los cortes más aclamados por sus seguidores. Antes de despedirse, Julieta instó a la gente a "no quedarnos callados y gritar ante las injusticias".

"¡Wirikuta no se vende, se ama y se defiende!", era el grito que crecía entre la multitud de 60 mil almas, y fue el momento propicio para un acto de fe, de esperanza, de magia: Rubén Albarrán pidió al público realizar un ritual masivo de psicomagia a favor de Wirikuta.

En un mensaje enviado por el tarotista, director de cine, psicomago y escritor chileno Alejandro Jodorowsky, Albarrán pidió a cada uno de los asistentes enviar buenas vibras a la región de Wirikuta. "Este día ha sido super especial porque se han unido muchos corazones con el fin de cuidar y proteger a nuestra madrecita (tierra), y uno de ellos es Alejandro Jodorowsky, quien nos mandó una bendición muy especial y nos pidió que la pusiéramos en práctica", afirmó el tacubo.

Acto seguido, Rubén solicitó a los miles de asistentes que ya llenaban el escenario principal del Foro Sol, a que pusieran su mano derecha en el corazón y con la otra tomaran a la persona que se encontrara a su lado, para luego repetir la frese: "Wirikuta es sagrado".

Adelantándose a la actuación de Calle 13, el poeta y líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, subió al escenario para pedir un minuto de silencio "por el dolor de los pueblos indígenas".

"Detrás de Wirikuta también está el dolor de 20 mil desaparecidos, que no sabemos dónde están. El silencio grita profundamente. El grito más fuerte es el del silencio. Por nuestro dolor, por el dolor de Wirikuta, por el dolor de nuestra nación", exclamó Sicilia, quien concluyó su discurso con la voz: "¡Fuera la minera de Wirikuta!".

De inmediato, la banda boricua que dirigen René Pérez "Residente" y Eduardo Cabra "Visitante" tomó el escenario para dar rienda suelta a su espíritu político y social, en combinación con la fiesta y el baile que caracterizan a la dupla y su combo.

Calle 13, grupo que hace unos años fue rechazado y abucheado en un Vive Latino, realizó una actuación que sin duda fue de las más brillantes del día, pues los puertorriqueños estuvieron acompañados de invitados de lujo como Rubén Albarrán y Zack de la Rocha, vocalista de Rage Against the Machine.

En apoyo y alianza al movimiento estudiantil que se ha gestado en todo México, Residente lució en la espalda la leyenda "Yo Soy 132". "Está pasando en Panamá, Argentina, Ecuador y es importante demostrarle a todos los gobiernos latinoamericanos que un pueblo unido jamás será vencido", fue el grito de batalla del vocalista de Calle 13 con el que prendió a los espectadores.

Con su cálido ritmo, mezcla de hip hop, rock, ska, entre otros géneros, la banda puso a bailar a los asistentes con piezas como "El baile de los pobres" y "Vamo' a portarnos mal".

Los gritos inundaron el Foro Sol cuando Albarrán subió al escenario para interpretar el tema "No hay nadie como tú", pero el inmueble capitalino casi se cae ante los saltos y gritos de los asistentes cuando los boricuas dieron vida a "Latinoamérica", en la que Residente manifestó que este problema de Wirikuta le concierne a todo nuestro continente. 

Sorpresivamente y ante el jubilo del público, Zack de la Rocha se unió a la lucha de las comunidades indígenas huicholas y músicos latinos en defensa de Wirikuta. "¡Qué viva la gente huichol! ¡Qué viva la gente de México! ¡Qué viva la justicia!", gritó De la Rocha ante la euforia de los asistentes, para dar paso a su intervención en la canción "Calma pueblo", uno de los puntos más emotivos y energéticos del festival. 

Tras la avalancha sonora motivada por Calle 13, luego se percibió un respiro que aguardaba la llegada de Café Tacvba. Ante un Foro Sol ya completamente repleto, los tacubos dieron inicio con el clásico "Las flores", con el que el ánimo y las energías se recobraron por parte de los asistentes, para dar paso a un gigantesco slam.

"Unamos nuestros corazones y nuestra energía", dijo Albarrán. Y siguió toda una ola de éxitos con temas como "La ingrata", "No controles" y "Chilanga banda", para cerrar con "El baile y el salón". Indudablemente fue una de las mejores actuaciones del cuarteto en los últimos años. La música de los Café Tacvba comunicó muchísimo a los presentes. 

"Cada uno de nosotros hacemos hoy que Wirikuta esté en boca de todos. El respeto a la tierra no se cuestiona", fue la frase con la que el español Enrique Bunbury se ganó a un público eufórico, que no paraba de gritar: "¡Wirikuta no se vende, se ama y se defiende!".

Con una actuación soberbia, Bunbury interpretó algunos temas de su más reciente disco titulado Licenciado Cantinas, y también algunos de sus éxitos como "Que tengas suertecita", "El extranjero", "Sí",entre otros.

Poco antes de las 11:00 PM, Caifanes, la leyenda viva del rock latinoamericano, saltaban al escenario para demostrar que su reunión no obedeció a cuestiones comerciales, sino que para ellos, la música es un medio poderoso de convocatoria para un buen fin.

Encabezados por Saúl Hernández, la agrupación cantó junto a más de 60 mil espectadores sus más conocidas canciones como "Los dioses ocultos", la cual hizo que las miles de gargantas presentes entonarán al unísono la pieza.

"Nubes" abrió la pauta para que Saúl manifestara su posición con respecto a la zona wixárika. "Hoy no existe ideología, hoy lo que existe es la unión y la solidaridad por una zona. Al ser humano se le respeta", dijo.

"Viento", "Aquí no es así", "Ayer me dijo un ave" y "Mátenme porque me muero" lograron un coro masivo, que sabía de memoria todas y cada una de las canciones del quinteto.

"No dejes que" fue la última pieza de su set, pero la gente no los dejó ir y el grupo regresó ante la insistencia de sus seguidores para interpretar dos de sus más grandes éxitos: "La célula que explota" y "La negra Tomasa", himnos que hicieron bailar y cantar a los asistentes, de quienes se despidieron pidiéndoles por los huicholes, quienes, dijeron, necesitan más ayuda que nunca.

El ambiente en el Wirikuta Fest fue ciertamente combativo o político, pero a la vez místico y hasta espiritual. Los jóvenes se manifestaron con su voz y sus pancartas, demostrando así su inconformidad ante la situación por la que atraviesa el país, la guerra fallida contra el narco, la violencia que ésta genera, las cercanas elecciones presidenciales y la atomización de la política, entre muchas otras razones, hizo que los jóvenes, como nunca antes, expresaran su inconformidad a ritmo del rock y otros géneros, en un festival que contó con el apoyo desinteresado de los grupos y solistas. Ninguno cobró, e incluso algunos financiaron sus traslados, provenientes de diversas partes del continente como Colombia, Argentina y Estados Unidos. 

Pasada la medianoche y como broche de oro, el Colectivo Aho agradeció una vez más a los miles de asistentes que se dieron cita y los motivaron a seguir alzando las demandas en favor de los indígenas de este país, sus tradiciones y costumbres.

Fuente: La Banda Elástica

30 mayo 2012

GUATEMALA (29.05.12)


Gran Teatro Nacional Miguel Angel Asturias, Ciudad de Guatemala, Guatemala (29.05.12)

EL MAR EL CIELO Y TÚ
LLÉVAME
EL SOLITARIO
BIG-BANG
LA SEÑORITA HERMAFRODITA
EL EXTRANJERO
ÓDIAME
CANTO
NO ME LLAMES CARIÑO
ÁNIMAS QUE NO AMANEZCA
LOS HABITANTES
SÁCAME DE AQUÍ
QUE TENGAS SUERTECITA
EL DÍA DE MI SUERTE
DE TODO EL MUNDO

EL HOMBRE DELGADO
 EL CIELO ESTÁ DENTRO DE MÍ
PORQUE LAS COSAS CAMBIAN
INFINITO
 BUJÍAS PARA EL DOLOR
NUNCA SE CONVENCE DEL TODO A NADIE DE NADA
...Y AL FINAL

CÁTEDRA MAGISTRAL DEL LICENCIADO EN GUATEMALA


El bolero instrumental "El Mar, el Cielo y Tú" de Agustín Lara, indicaba que el "Licenciado Cantinas" estaba ya en la monumental sala Miguel Ángel Asturias del Teatro Nacional, vestido de traje negro con llamas rojas y faltando algunos minutos para las 21:00 horas, el cantautor español Enrique Bunbury entró al escenario para interpretar "Llévame", segundo tema de su último disco que hace un homenaje a los temas más escuchados en los bares principales de la región del sur de América.

Bunbury, que hizo honor en cada interpretación a su marcada personalidad, continuó su recorrido musical con temas como "El Solitario", "Big-Bang", "La Señorita Hermafrodita" y "El Extranjero".

"Quien pudo ser quiero que seas tú, dímelo dímelo una vez..." cantaban a todo pulmón los más de dos mil asistentes, dándole una muestra de que el público guatemalteco le tiene un cariño especial, pues no dejaron de corear cada uno de sus temas.

A la voz de "Enrique, Enrique, Enrique", así como "otra, otra, otra" el publico hizo regresar al escenario al cantautor, luego de haber presentado a su banda y despedirse por primera ocasión, para luego interpretar otros de sus éxitos, como "... y al Final" e "Infinito".

"Licenciado Cantinas" muestra a un rockero apasionado de las notas que se escuchan en cada uno de los rincones latinoamericanos, quien con un toque de osadía y elegancia, hace recordar aquellas largas platicas y discusiones que siempre van acompañadas de un buen trago.

Fuente: Puntoguate

29 mayo 2012

ENTREVISTA A BUNBURY POR OSCAR FERNÁNDEZ


Enrique Bunbury habla de su paso por los distintos escenarios y las distintas vertientes musicales con las que ha experimentado a lo largo de su carrera que comenzó en 1984. También nos comparte un poco acerca de Licenciado Cantinas. 2012.

BUNBURY SE PRESENTARÁ EN ACAPULCO EN SEPTIEMBRE


Llega al puerto mexicano el ex integrante de Héroes del Silencio, Enrique Bunbury, con su gira "Licenciado cantinas", un día antes de las Fiestas Patrias.

El próximo 14 de septiembre, el Foro Imperial de Acapulco, Guerrero, se presentará el cantautor Enrique Bunbury.

De acuerdo con un reporte del programa "Todo para la Mujer", el ex integrante de la banda española Héroes del silencio, pisará suelo acapulqueño un día antes de las Fiestas Patrias.

Como se recordará, debido al arraigo que tiene el intérprete español con México, el pasado sábado se presentó en el Festival Wirikuta, en el Foro Sol, con gran participación del público.

Fuente: Radio Fórmula (México)

EL LICENCIADO CANTINAS EN EL TEATRO NACIONAL DE GUATEMALA


El cantante español Enrique Bunbury llega con un disco donde, versiona a su manera, parte del cancionero latinoamericano, incluidos temas de Agustín Lara y Willie Colón.

"Enrique, licenciado con honores en las cantinas musicales del continente del idioma", así califica Andrés Calamaro a su colega Enrique Bunbury cuando presenta el disco Licenciado Cantinas, lanzado a fines del año pasado. El argentino la reconoce como una placa voluntariosa y apasionante, y en la que el roquero español celebra el cancionero popular latinoamericano, como lo constata el subtítulo: De Tierra de Fuego hasta Río Grande. Pues bien, con este material de raíz roquera mezclada con melodías rancheras, norteñas, a veces de tango, el cantante originario de Zaragoza, España, llega a Guatemala para presentarse mañana y el miércoles, a las 20:00 horas, en la Gran Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Temas de cantina

Canciones como la emotiva Que me lleve la tristeza, El de mi suerte, Cosas olvidadas, Ódiame, Pa' llegar a tu lado, El mar, el cielo y tú, El cielo está dentro de mí, Ánimas que no amanezca, algunas en clave de blues, country y garage rock así como coqueteos al tango, sea en formato por completo acústico o semieléctrico, conformarán el repertorio de la noche. Muy seguro, esas nuevas las complementará con viejas tonadas como Los habitantes, Big bang, El hombre delgado que no flaqueará jamás, Sí o Bujías para el dolor.

Como se ve, el disco (el séptimo de su carrera) que pretexta esta gira, contiene canciones que Bunbury eligió con cuidado del cancionero latinoamericano tanto del bolero, la chacarera, como de la cumbia y la salsa. Lo curioso es que las aborda con esa estética norteamericana y música de frontera. Algo que dice mucho de su capacidad de apertura y con la que derriba esas militancias musicales ahora ya injustificables que incluso algunos de sus seguidores profesan.

Los santos compañeros

En este concierto veremos qué hará para suplir el acordeón del Flaco Jiménez o la armónica de Charlie Musselwhite que registra la grabación, aunque seguramente Los Santos Inocentes den la respuesta, en esta ocasión integrado por el guitarrista y mandolinista Álvaro Suite; el tecladista Jorge Rebenaque, también guitarrista, dobro, banjo, Jordi Mena; el batería Ramón Gacías, el bajista Robert Castellano; y el percusionista Quino Béjar. Es decir, los mismos que grabaron con él en Texas el nuevo disco.

Se prevén 2 horas y algo más de duración de este concierto, así como cerca de 22 canciones que entregará este roquero de 45 años, quien lleva ya varios meses en gira (desde marzo por Latinoamérica) en el papel del Licenciado Cantinas, un hombre despechado y condenado, y que pareciera que llevara al oyente tras las puertas de esos lugares donde aprendió mucho y se castigó igual. De hecho, para el cantante el material representa algo personal, necesario e importante.

La trayectoria del licenciado

En la entrevista hecha por Vivelohoy, de Chicago, EE.UU., al mencionársele al cantante que en las cantinas se llora, se celebra el amor perdido, se charla con los amigos y de si el Licenciado Cantinas tenía todo eso, aseguró: "Efectivamente esa es la trayectoria que sigue el licenciado… del amor y de la euforia pasa al abandono y a la desesperación. De ahí, a la entrega total y a la perdición. Y de lo más profundo del pozo de los dolores: a la muerte y a la redención".

Con la exigencia que le caracteriza a Bunbury, buscará garantizar un sonido y una escenografía de calidad. Se sabe que de por sí, su ingeniero de sonido ya visitó el país a fin de conocer, de primera mano, las condiciones del lugar. El español comenzará puntual a las 20:30 horas.

Se sabe y lo dice su colega Calamaro, Bunbury es un artista curioso, inteligente y sensible. Que tuvo que pasar períodos difíciles en 1996, cuando decidió abandonar a Héroes del Silencio, una de las míticas bandas del rock en español. Recuérdese que para entonces el cuarteto vivía su mayor alza. Pero él decidió buscar nuevos retos y redescubrir su potencial creativo solo. Ahora explora un disco "conceptual, narrativo y cinematográfico", como él mismo reconoce.

Fuente: El Periódico (Guatemala)

LICENCIADO CANTINAS, TODO UN FENÓMENO EN CALI


El público caleño se prepara para su show cantinero el próximo 9 de junio.

Con la llegada de Enrique Bunbury a la Sucursal del Cielo que es parte este próximo 09 de junio, continúa el exitoso tour homónimo por Latinoamérica de este cantautor español. Licenciado Cantinas sigue siendo uno de los discos más vendidos de esta temporada en nuestro país después de haber alcanzado disco de oro por las numerosas ventas en el país y en la Sultana del Valle continua la ardua campaña donde se pueden observan video vallas que llaman la atención de curiosos y transeúntes de todas las edades.

Algunos fans de primera línea ruegan por hacerse a los afiches promocionales en los puntos de venta de boletería, e incluso toman fotografías a los afiches que visten festivos los muros de la ciudad. Otros siguen la ruta del carro valla Licenciado Cantinas para hacerse a una joya de colección: las boletas conmemorativas exclusivas. También las llamadas "Ánimas", esperan atentas a los detalles de lo que será la fiesta post concierto en el mismo recinto hasta la madrugada.

En las estaciones de radio comercial y cultural, los temas del cantante son los más solicitados; la publicación del show en medios impresos como el periódico ADN ha disparado las alarmas del público amante de este icono del rock en español, y los especiales televisivos despuntan en los diferentes espacios y canales.

Zen Productions, empresa organizadora del evento en Cali, asegura que será un espectáculo con una escenografía muy particular al estilo cantina. Además, el escenario contará con una serie de recursos técnicos que por primera vez se montará en el Centro de Eventos Valle del Pacífico y que también se presenciara en sus presentaciones de Pereira y Bogotá (comprar boletas).

Desde que Bunbury anunciara en su página oficial su show en la capital del Valle el pasado mes de abril, sus seguidores empezaron a adquirir sus entradas en los puntos de venta autorizados. Allí están a la venta las entradas para tres localidades cuyo nombre sigue la línea conceptual del disco, retomando la canción de Agustín Lara, "El Mar, El Cielo y Tú".

Toda la información del evento en Cali lo encuentran en Zen Productions

 

Fuente: Bogotá en Vivo (Colombia)

BUNBURY ABRE NUEVA FECHA DE CONCIERTO EN MÉXICO


El cantante español Enrique Bunbury, abrió una nueva fecha de concierto en nuestro país, para deleitar a sus miles de seguidores con los temas de su nuevo disco titulado “Licenciado Cantinas”.

El artista se presentará en la ciudad de Guadalajara el 8 de septiembre, el 19 en Querétaro, el 22 en Monterrey, el 28 y 29 en la Ciudad de México.

Enrique Bunbury promocionará en México su 27 álbum de estudio, del cual se desprende el sencillo "Ódiame".

Asimismo, llevará su gira “El Licenciado Cantinas Tour 2012” a otros países de Latinoamérica, como Guatemala, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Uruguay. 

Fuente: Mi Zamora (México)

27 mayo 2012

EL LICENCIADO CANTINAS EXPLICA A ENRIQUE BUNBURY


Decir que la música de Bunbury nació en una cantina latinoamericana no es un insulto, es un hecho; es la música de un “hombre determinado con tatuajes” como él dice.

En su más reciente álbum, Licenciado Cantinas, convergen 15 temas que recopiló en antros del continente y que ahora lo llevan de gira por la región 10 años después de su concepción, pues es una deuda que él tenía con Latinoamérica. La otra semana lo traerá al país para dar dos actuaciones en el Teatro Nacional en la que presentará, a su manera, versiones de canciones antañonas que lindan entre el danzón, bolero y el tex mex.

Pero para entender a este artesano del sonido y su éxito en Iberoamérica, hay que explorar más allá de los géneros en los que se desenvuelve. Se debe viajar al pasado, al tiempo de nuestros padres. Hay que pensar por un momento en un José Alfredo Jiménez. Hay que recordar sus letras soberbias y viscerales y luego visualizarlas con la intensidad y glamur del divo español Raphael. Finalmente, tomar por escenario la atmósfera de un tugurio de mala muerte como El cariñito rico, Guadalajara, o quizá los bares El Olvido o El Zombie, sitios en dónde se lloran penas y se cantan alegrías.

Por último, acérquese a esta época y agregue a esta mezcla la voz de Héroes del silencio, una de las bandas de rock en español más importantes de las décadas de los años 80 y 90. El resultado es Enrique Bunbury, el Aragonés errante.

En su carrera, le ha apostado por la revolución de géneros, lo que  le ha valido el favor del público, pero no siempre el de la crítica, que en algunos casos le acusa de plagio e imitador. Con el álbum Hellville de Luxe fue víctima del escarnio de la prensa, al inculparlo de usar material del poeta Pedro Casariego (Ver http://mun.do/BunburyCasa riego, http://mun.do/BunburyCasariego2). Las críticas también se extienden a su interpretación; su atuendo y forma de entregarse en el escenario ponen en duda su autenticidad y le comparan con Raphael.

Aquél vago forastero

Más allá de las críticas, a las que Bunbury trata de no ponerles atención, el español también reconoce las influencias de sus viajes por el mundo en su música e incluso en su estilo de vida. Ya lo hacía en el primer álbum, Radical sonora, el que posee pistas de música árabe y electrónica e industrial, algo raro en 1997 y con el que los fanáticos más acérrimos de su banda anterior Héroes del silencio decidieron darle la espalda. Otros, le dieron la oportunidad a un disco que ahora se reconoce como visionario en la música en español, por la globalidad de estilos en su sonido y por la búsqueda de Bunbury de algo diferente. 

No es un secreto que, cuando no está de gira, Bunbury viaja por el continente en un bajo perfil porque, según dice, así es como mejor se siente. En entrevistas anteriores en el país, afirmó que ha viajado por Guatemala en camionetas parrilleras, con gente que no lo reconoce (quizá así fue como llegó a Antigua Guatemala, la misma ciudad que incluye en el tema El extranjero y en la que, según refiere, quisiera morir. Una afirmación que ningún otro músico contemporáneo ha hecho, incluido Ricardo Arjona).

Y esa búsqueda en la trayectoria de Bunbury se explica en el documental Las venas abiertas de licenciado Cantinas en el que muestra el proceso creativo de la manufactura del disco. En él explica cómo logra reinventarse junto a Los Santos inocentes su banda de turno que le acompaña, después de que abandonó a los músicos de El Huracán ambulante–. La exploración de una estructura musical propia lo lleva a mezclar el beach rock y tex mex en la misma canción, en medio de un desfile digno del Mardy Grass. En la última década, el cambio en la música fue más innovador con los discos que sucedieron a Radical sonora. Las placas Pequeño, Flamingos, El viaje a ninguna parte, El tiempo de las cerezas (que grabó con Nacho Vega), Las Concecuencias y Hellville de Luxe, ahora representan una etapa que, si bien lo internacionalizó, pertenecen al concepto de Canciones del puerto, una etapa que supone un reto para superarse a sí mismo y del que se quiere desligar para encontrar una voz musical nueva. Aunque no queda claro adónde lo llevará ese camino, lo que es evidente es que serán placas que apuesten por la innovación y que se enfrentarán a la crítica. 

En conclusión, Licenciado Cantinas es una visita a la musica de Agustín Lara, Marcial Alejandro o Eliades Ochoa, de Bunbury un forastero que interpreta canciones de cantina que por momentos son ruines, por otros, canallas y despechadas. Como ya lo dice en la letra de El Solitario (Diario De Un Borracho): Si yo he venido a este mundo es a sufrir/ No puedo encontrar la dicha en la mujer/ Si me besan y me entregan su querer/ Se me alejan para hacerme un infeliz/ Vivo tomando porque el trago es para los machos/ Un desamor me puede causar la muerte/ Y si el mar se convirtiera en aguardiente/ En el me ahogara para morirme borracho.

Fuente: Siglo 21
 

EL WIRIKUTA FEST SE TRANSFORMA EN UN LLAMADO DE JUSTICIA PARA MÉXICO


El evento con el cual artistas buscaban atención para la causa de los wixárikas se transformó en una protesta por otros problemas del país.

Al grito de "¡Wirikuta no se vende, Wirikuta se ama y se defiende!", más de 50,000 personas y decenas de artistas exigieron la defensa del territorio donde habita la cultura wixárika (se pronuncia wirrárika) de México, que habita en los estados de Jalisco, Nayarit, Durango y San Luis Potosí. Sin embargo, este escenario sirvió también para lanzar un llamado de justicia ante otros problemas que hay en el país.
 
Esta vez no existieron rockstars ni protagonismos. "Hoy lo que rige es la unión, la reflexión, solidaridad y sobre todo estar junto con nuestros hermanos indígenas. Dar un grito de exigencia y respeto. Al mexicano se le respeta, su lugar y su condición, su filosofía y sus costumbres", dijo el vocalista del grupo Caifanes, Saúl Hernández.

El Wirikuta Fest fue una iniciativa de un conjunto de organizaciones no gubernamentales y artistas para exigir al gobierno el retiro de las 72 concesiones otorgadas a empresas mineras, encabezadas por las canadienses First Majestic Silver Corp. y Revolution Resources Corp., para explotar los recursos que se encuentran en una región emblemática para la cultura wixárika y protegida por su riqueza natural.

"Esto que está pasando en Wirikuta está pasando en todas partes; están contaminando el agua, contaminando la tierra. Pareciera que estamos asistiendo a la gran venta total del fin del mundo, estos políticos lo están vendiendo todo", dijo Rubén Albarrán, vocalista del grupo mexicano Café Tacvba.

René Pérez, Residente, el vocalista de Calle 13, afirmó que este no es un problema exclusivo de México: "Está pasando en Panamá, Argentina, Ecuador, y es importante demostrarle a todos los gobiernos latinoamericanos que un pueblo unido jamás será vencido".

A pesar del reclamo generalizado de justicia, el ambiente que se vivió en el Foro Sol era de alegría. 

"Este es un día en que queremos transfórmanos, un día en el que imponemos nuestra voz como jóvenes y en el que una simple voz y una guitarra hacen revolución", dijo la cantante mexicana Ely Guerra. "Ojalá los gobiernos escucharán a estos jóvenes y canciones tan intensos".

La gente pudo convivir con la comunidad wixárika, comprar sus artesanías, disfrutar de un baño de temazcal, observar bailes prehispánicos y firmar un libro que será "entregado a las autoridades para obtener los amparaos necesarios para que las empresas mineras no puedan seguir trabajando en la zona de Wirikuta", dijo Joaquín González, habitante de la zona de Real de Catorce, San Luis Potosí.

De acuerdo con los organizadores, el dinero recaudado será entregado al Colectivo AHO, que agrupa a los artistas que se presentaron en el festival, para apoyar la defensa legal en contra de las mineras extranjeras.
A esta causa indígena se sumaron los llamados a solucionar otros problemas que hay en el País.

"Yo vengo a apoyar a la gente de Wirikuta, porque debemos proteger las tierras que son nuestras. Espero que todos estos jóvenes recobren esa valentía, porque el peor enemigo de todos no es el mal gobierno, es el miedo y el silencio", dijo Juana Sánchez, cuya hermana fue asesinada en Ciudad Juárez.

"Yo había perdido la voz por una espina que se me clavó en el cuello cuando mi hermana se convirtió en una más de las muertas de Juárez. Un día las dos fuimos a trabajar, pero ella nunca regresó. Lo peor fue cuando recibí una llamada, habían encontrado un cuerpo y tuve que ir al forense a reconocer los dientes de mi hermana".

Ciudad Juárez es considerada la segunda ciudad más violenta del mundo después de la hondureña San Pedro Sula, según un reporte del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCSPJP). En el 2010 se registraron 4,853 homicidios en esta ciudad fronteriza y el número de feminicidios es de al menos 500 entre 1993 y 2006, según la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Asimismo, el poeta Javier Sicilia pidió a los asistentes guardar un minuto de silencio por las personas que han fallecido desde que el gobierno de Felipe Calderón implementó la Estrategia Nacional de Seguridad. 

"Detrás del Wirikuta, en este momento, están los más de 50,000 muertos que ha provocado la lucha militar contra el narcotráfico, los 20,000 desaparecidos, los 250,000 desplazados que han tenido que dejar su territorio por la violencia, los más de 8,000 huérfanos; Wirikuta es el rostro del dolor”, dijo.

Hasta diciembre de 2011, la Procuraduría General de la República tenía registradas 45,500 muertes violentas, a raíz de que inició la lucha frontal contra el crimen organizado.

Sicilia perdió a su hijo Juan Francisco en marzo de 2010, en un incidente en el que murieron otras seis personas en Temixco, en el estado de Morelos. Dicho asesinato motivó al poeta a impulsar el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, centrado en las víctimas de la violencia generada por el crimen organizado y que protesta en contra de la Estrategia Nacional de Seguridad.

En tanto, una indígena purépecha que se presentó en el escenario principal agradeció a todos por su apoyo en la lucha por "salvar de la destrucción a los bosques sagrados" de Cherán, una comunidad autónoma de Michoacán que desconoció a los tres niveles de gobierno por su "ineficacia" para detener a los talamontes ilegales que han invadido sus tierras.

La reciente protesta #YoSoy132 también formó parte de este festival, cuando el vocalista de Calle 13 enseñó el nombre del movimiento pintado en su espalda. 

Dicha manifestación surgió tras la visita del candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, a la Universidad Iberoamericana, donde cientos de estudiantes protestaron en su contra. 

"Todos sabemos porque estamos aquí,  por las malas decisiones que toman los gobiernos, que no se acercan ni remotamente a nuestras necesidades, ni a nuestro sentir. Las grandes empresas extorsionan a conciencia y negocian con los que ganan en las urnas. El tiempo de las generaciones del ‘no sabe, no contesta’ ya pasó", dijo el cantante español Enrique Bunbury.

Fuente: CNN México

WIRIKUTA FEST (26.05.12)


Wirikuta Fest (Foro Sol), México DF, México (26.05.12)

Speech
El cielo está dentro de mí
El extranjero
Ódiame
Que tengas suertecita
Los habitantes
De todo el mundo

El hombre delgado
 

26 mayo 2012

OPERACIÓN RESCATE: BUNBURY


Para escuchar ‘Pequeño’ hay que situarse en 1999, olvidar a Héroes del Silencio y entender ‘Radical sonora’ como un capítulo aislado, de ruptura con el pasado. Porque con ‘Pequeño’ nacía en realidad un artista nuevo.

Tras el final de Héroes del Silencio, Enrique Bunbury lo tenía muy fácil: solo debía seguir musicalmente los pasos de aquellos e inflarse a ganar dinero. Es una clásico bien conocido: el cantante de un grupo de éxito es el que arrastra al grueso de la hinchada y quien, por tanto, arrasa en solitario. Sin embargo, Bunbury, con su primer disco solista, se fue al polo estético opuesto, a la música electrónica. “Radical sonora” no era de ninguna manera lo que sus seguidores esperaban, pero probablemente sí el disco que él necesitaba para romper con el pasado, para abrir un abismo entre Héroes del Silencio y el (re)nacido Bunbury, inquieto por plasmar las ideas que bullían en su cabeza y evolucionar como creador.

Lo cierto es que “Radical sonora” es un disco bastante irregular, en el que se apunta en buenas direcciones (la búsqueda de sonidos del norte de África pasados por las máquinas) pero no termina de cuajar y algunas excelentes canciones quedan perdidas por los tratamientos recibidos. Hubo quienes lo vieron como una ida de pinza, otros como un intento de querer hacerse el moderno. Nadie lo entendió. Casi nadie se emocionó con él. Pero las cosas estaban por cambiar.

Diego A. Manrique había escuchado “Pequeño” unas semanas antes de que saliera a la calle y me advirtió de lo que había logrado Bunbury, del gran disco que era, que tenía que escucharlo sí o sí, que dejáramos los prejuicios a un lado, que iba a merecer espacio y atención en EFE EME. 

Unos días después, en las oficinas de Chrysalis, tuve oportunidad de escucharlo y, simplemente, no daba crédito a lo que estaba oyendo… aquel no podía ser Bunbury, de ningún modo. ¡¿Cómo lo había hecho?! De forma completamente casual, dos días más tarde me encontraba en Zaragoza, en un concierto, y alguien se acercó para comunicarme que Bunbury estaba agazapado en un lateral de la sala y quería conocerme, que si podía ir hasta allí. Me acerqué, y ahí estaba Enrique, hecho un pincel, con americana negra y refulgente camisa blanca abierta hasta mitad del pecho. Comenzó a hablarme de EFE EME (no llevaba demasiados números en la calle), y muy bien, además. Pensé que eran los típicos cumplidos para quedar bien, pero conforme avanzaba la conversación, mencionaba determinados artículos y entrevistas, sabía perfectamente en qué números habían salido, algunos los recordaba mejor que yo. Aquello no era un halago sin más, el hombre era lector de la revista, y entusiasta. Seguimos charlando de música, de discos recientes. Perplejo, empecé a descubrir a un apasionado de la música en su sentido más amplio, sin distinción de géneros. Un melómano compulsivo. Le comenté de la escucha rápida de su disco dos días antes en Madrid y de la muy agradable sorpresa que había supuesto. No quiso abundar en ello, pero sí quedó en pedirle a la discográfica que me enviara una copia de adelanto, para que lo oyera con calma, que era lo que más le interesaba.

Unos pocos días después, me llegó esa copia de trabajo de “Pequeño”. El disco que iba a cambiarle la vida a Enrique Bunbury, el que iba a hacerle merecedor del respeto de parte de la crítica (hubo otro sector que siguió en sus trece) que había obviado o castigado a Héroes del Silencio. Desde EFE EME echamos una mano, incluso dos, apoyando con entusiasmo lo que nos parecía una gran obra… Hace trece años de todo aquello (y, como suele decirse, el resto es historia).

Para escuchar “Pequeño” hay que situarse en 1999, olvidar a Héroes del Silencio y entender “Radical sonora” como un capítulo aislado, de ruptura con el pasado. Porque con “Pequeño” nacía en realidad un artista nuevo, alguien que había dejado los tics y los modos rockistas olvidados en un armario y sin renunciar al rock, se abría a géneros, a influencias latinoamericanas y mediterráneas, las combinaba con excelente gusto y daba lugar a un brebaje original. Por momentos incluso bastante vanguardista, en el que conviven desde Elvis a Gardel pasando por Cohen, Kusturica, Nino Bravo, Concha Piquer, José Alfredo Jiménez y Bambino… Es decir, aquí hay rock, tango, canción poética intensa, sonidos balcánicos, canción melódica, copla, ranchera, rumba pasional y hasta sonidos árabes. Pero, lo mejor de todo, es que en ocasiones cuesta dar con la pista adecuada pues los materiales originales son reelaborados en profundidad, incluso triturados y presentados como un plato nuevo en el que, de tanto en tanto, encuentras una especia que ha dejado su sabor más fuertemente impreso. Sin duda había nacido un nuevo Bunbury, uno mucho más libre que el del pasado y que no solo sabía lo que quería, sino que estaba en condiciones de ponerlo en pie.

Quien guste de fijarse en las carpetas de los discos (los que descargan discos sin portadas, que se fastidien), podrá comprobar en la de “Pequeño” (ha envejecido bastante mal, y hoy aparece feucha, triste, fría y muy poco representativa del intenso contenido sonoro) que los temas aparecen en ella desordenados y agrupados bajo tres epígrafes: “pequeño”, “cabaret” y “ambulante” (juntos dan lugar a “Pequeño cabaret ambulante”, que es como se llamó la gira de presentación del disco). Puede parecer tremenda tontería, pero si fijamos la secuencia de escucha ateniéndonos a ellos, la cosa tiene cierto sentido:

“Pequeño” agrupa la cara más romántica, en la que predominan las baladas, canciones de amor en las que Bunbury deja ver una apariencia sensible, frágil, alejada de la de macho alfa, desatado y generador inagotable de testosterona que fijaba su imagen en Héroes del Silencio. En este bloque se arropa por arreglos de cuerdas, está contenido en la interpretación (esta fue una muy agradable sorpresa que deparó “Pequeño”, la de un Bunbury controlando el antaño inquietante chorro abisal de su garganta), se deja llevar por la distinción y comprende que menos es más y que los excesos están muy bien para lograr el aplauso del público más fácilmente impresionable, pero que no son imprescindibles para comunicar y, particularmente, emocionar, que para eso hace falta algo más: creer en lo que se canta y expresarse en función de ello, dándole a la canción aquello que requiere. Los dos majestuosos primeros temas de “Pequeño”, ‘Algo en común’ y ‘Solo si me perdonas’, beben de la fuente común del pop clásico melódico sin etiquetas. En la segunda, y en su recta final, asoman voces flamencas y palmas, mientras que la tercera, la preciosa ‘El viento a favor’, se deja marcar por una electrónica suave y entrega grandes versos en los que entre la melancolía que la cruza se entrevé la esperanza (“Si ya no puede ir peor, / haz un último esfuerzo, / espera que sople el viento a favor. / Si solo puede ir mejor, / y está cerca el momento, / espera que sople el viento a favor”). La última de este cuarteto es ‘¿Dudar?, quizás’, de aires árabes, próximos a la llamada a la oración en el comienzo, aunque Bunbury continúa con el romanticismo y la fragilidad, rota esta por ajustados y precisos crescendos: “Esta incertidumbre no la soporto, / cómo extraño cuando era más pequeño, / en ningún momento estaba solo, / y todo parecía tan perfecto. / Pero sé que si me das / un poco de tu cariño, / lo demás no va a importar”.

El epígrafe del segundo bloque, “Cabaret”, resulta por sí solo bastante esclarecedor de los temas que tienen cabida en él. Es el Bunbury de la boa al cuello (o en el pie del micrófono…), el que se sacudió los prejuicios escénicos de encima y gustó de coquetear con la ambigüedad (cual Bowie del Ebro). La tremenda ‘Infinito’ es la que lo inaugura, casi como si un grupo balcánico se hubiera tomado una botella de tequila mientras sus componentes interpretan lo que, de oídas, creen que es una ranchera. Bunbury, con notable genio, bastardea géneros con originalidad y tacto (sin caer en el manuchaoísmo tan en boga en aquellos años), y es ahí donde brota el creador con cosas que aportar. Hay intensidad y un sonido, por contraste con la gran producción general del disco, casi lo-fi. Si José Alfredo Jiménez no hubiera sido tan hombre, quizá habría escrito versos tan sentidos como estos, en los que se pone en cuestión el atroz orgullo que tanto daño nos hace a todos: “¿Qué es lo que hicimos tan mal? / Fue este orgullo desgraciado / que no supimos tragar”. Además, aquí queda una de las frases más míticas del disco, de esas que el público gustó luego de corear en directo: “Me calaste hondo y ahora me dueles”. ‘Lejos de la tristeza’ rodea de cuerdas su bellísima melodía y ritmo quebradizo; perdiéndose, incluso y por unos instantes, en un tango pre-electrónico. La letra deja perlas tan sentidas como “Sueña lejos de la tristeza, / sueña lejos del dolor, / como si nada hubiera ocurrido / y aún estuviera intacto tu corazón”. De la pérdida de la inocencia, y por tanto de los sueños, habla la inoxidable ‘De mayor’, con sus aire a Emir Kusturica; la letra es otra de las memorables: “De pequeño me enseñaron a querer ser mayor, / de mayor quiero aprender a ser pequeño, / así cuando cometa otra vez el mismo error, / quizás no me lo tengas tan en cuenta”. En ‘Bailando con el enemigo’, saca sus mejores maneras de crooner (sí, Bunbury se estaba destapando como un vocalista pletórico de registros, ¡quién lo hubiera imaginado!), que en el cabaret todo cabe, y se pierde en nocturnidades en la compañía de una trompeta parlanchina y jazzera.

Los temas de “Ambulante” son los del viajero, los más circenses, con esa fanfarria que domina a ‘El extranjero’, una de las piedras angulares del álbum, y que nos vuelve a trasladar a los Balcanes, con violín sentimental detrás de una banda callejera y canalla. El estribillo es inolvidable (“Porque allá donde voy, / me llaman el extranjero. / Donde quiera que estoy, / el extranjero me siento. / Porque allá donde voy, / me llaman el extranjero”), pero tampoco tienen desperdicio otros de sus versos de contenido más ideológico (“Los nacionalismos, qué miedo me dan. [...] Ni patria ni bandera, / ni raza ni condición, / ni límites ni fronteras, / extranjero soy yo”) que dejan lejos, muy lejos, aquellos textos enrevesados y pretenciosos de Héroes. Bunbury estaba apostando por la belleza de lo sencillo, por el lenguaje diáfano. ‘Demasiado tarde’, magníficamente cantada, evoluciona desde la electrónica hacia el swing y de ahí a una suerte de rock progresivo. ‘Robinson’ es el tema que más conecta con el siguiente disco, “Flamingos”, sobre todo con la estética de ‘Lady Blue’; es la canción que formalmente menos tiene que ver con “Ambulante”, pero es magnífica y deja líneas perfectas, tal vez confesionales: “Sé que prefiero evitar los problemas, / antes que pretender resolverlos / prefiero guardarlos en secreto, / y que ellos solos se desvanezcan”. ‘Contradictorio’ clausura el disco con oscuridad y densidad, yendo del jazz al soul apuntalado por esa poderosísima sección de viento que acompañaría a Enrique en directo. En ella se declara “Ciudadano del mundo entero, / a Zaragoza llevo en mi corazón”. Pero también refleja la dualidad con la que todos convivimos permanentemente, la que nos hace más humanos: “Contradicción, / en el mismo centro de la contradicción, / en el mismo centro. / Y si ayer dije blanco / y mañana de un salto me paso a lo negro, / no lo veas extraño, aún ando buscando dónde me quedo”.

Con “Pequeño” Bunbury no solo sorprendió muy gratamente, sino que se mostró altamente inspirado tanto en el trabajo de composición como en el de interpretación, pero es que además él solo dio forma a una producción tan perfecta como compleja (hay capas y más capas, decenas de aportes mínimos pero esenciales), de una hermosura incuestionable, que hoy sigue manteniendo su excelencia. Desconozco si lo pretendía, pero Enrique dejó claro que detrás del “frontman” que se come a bocados los escenarios (lo suyo gustara más o menos, pero hay que reconocer que pareciera haber venido al mundo debajo de los focos) habitaba un tipo inquieto, con ideas propias. Un músico de verdad.

Luego comprenderíamos que “Pequeño” fue el primer jalón de una trilogía inexcusable que continuó en el poderoso “Flamingos” y alcanzó su cenit en el cegador “El viaje a ninguna parte”.

Fuente: Efe Eme

BUNBURY COLABORÓ CON ESTELARES EN SU NUEVO DISCO


22 mayo 2012

BUNBURY VISITARÁ CUENCA EN JUNIO


Enrique Bunbury vuelve al Ecuador con lo que promete ser una versión más íntima de su exitoso disco Licenciado Cantinas; una recopilación de temas enraizados en la cultura de centro y sur América, que incitan a embarcarse en un viaje por el amor, la esperanza, el abandono y la muerte.


Es un artista para aquellos que disfrutan del rock y el blues, para aquellos que vivieron la época de la "Chispa Adecuada" en Héroes del Silencio y para aquellos que desde 1997 lo conocen como solista, como un contador de historias hechas canción.

Licenciado Cantinas, cuyo primer sencillo es el tema Ódiame, el español Enrique Bunbury, exvocalista de la agrupación Héroes del Silencio, estará en Cuenca el próximo 16 de junio, en el coliseo Jefferson Pérez, a las 20:00.

El álbum incluye también el tema Llévame, canción original de Louie Ortega, considerada un himno al folklore tradicional arrabalero.

El cantante, poeta y escritor, es catalogado como el segundo referente del rock en español después de su compatriota Joaquín Sabina.

El nuevo disco lo trabajó con el legendario "Flaco" Jiménez en el acordeón y se destaca por el diálogo entre la guitarra de Álvaro Suite, el contrabajo de Robert Castellanos y el piano de Rebenaque, fusionado con la intensa voz de Bunbury, también llamado "el aragonés errante".

Licenciado Cantinas es uno de los discos más vendidos de esta temporada y este nuevo concierto en el Ecuador se realizará luego de la exitosa gira homónima por Latinoamérica del cantautor tras un rotundo éxito logrado en varias ciudades españolas.

Más información en: www.showfactory.com.ec. Puntos de venta en las oficinas de Musicalísimo en Cuenca, Guayaquil y Quito. (MEVO)

Fuente: Hoy (Ecuador)

18 mayo 2012

BUNBURY EN MÉXICO


* El Licenciado Cantinas Tour 2012de Enrique Bunbury hará una escala importante en México
* Visitará Puebla, San Luis Potosí, Guadalajara, León, Acapulco, Querétaro, Monterrey, Torreón y la Ciudad de México
* La Preventa Banamex en el D.F., Guadalajara y Monterrey se realizará los días 21 y 22 de Mayo a través del Sistema Ticketmaster
* La preventa Banamex en Querétaro se realizará los días 21 y 22 de mayo a través del Sistema E-ticket

Tras su exitosa participación en la décimo tercera edición del Festival Vive Latino y formar parte del elenco del Wirikuta Fest, a realizarse el próximo 26 de mayo, en El Foro Sol, el aragonés errante, Enrique Bunbury, anuncia de manera oficial las fechas de su Licenciado Cantinas Tour 2012 por México. Es así que su fiel legión de seguidores tendrá la fortuna de verlo en carne propia por importantes plazas de la República Mexicana.

La patada inicial de sus presentaciones por el país será el 1º de septiembre en el Centro Cultural Universitario de Puebla. 5 días más adelante, 6 de septiembre, se adueñará de El Domo de San Luis Potosí. 

El 8 de septiembre llevará su música al Auditorio Telmex de Guadalajara. 4 días más tarde, 12 de septiembre, el Polyforum de León será el lugar predilecto para degustar de su lírica y poesía musical. 

Mientras que el 14 de septiembre el paradisiaco Puerto de Acapulco lo verá en vivo y a todo color en el Mundo Imperial.

La gira proseguirá el 19 de septiembre en las instalaciones del Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez de Querétaro. 72 horas más tarde, 22 de septiembre, sus impecables melodías se escucharán en todo los rincones del Auditorio Banamex de Monterrey. Posteriormente, el 25 de septiembre el aragonés errante hará una escala en la Comarca Lagunera, Torreón.

El cerrojazo final de sus shows, por el país, se dará en la Ciudad de México, el 28 de septiembre, teniendo como marco perfecto el imponente Palacio de los Deportes. Por ahora, Enrique Bunbury se alista para llevar su música por Latinoamérica. Países como Guatemala, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina, Uruguay. También, ofrecerá un show, antes de llegar a México, en su país natal, España.

Por otro lado, hace unos días, fue nominado en la categoría Artista Rock dentro de los Premios Juventud 2012. Entre otras cosas, también, acaba de lanzar como tercer sencillo, del disco licenciado Cantinas, el tema Ánimas, que no amanezca. Es importante mencionar que para todas las ciudades se realizará una promoción especial, como plus para sus fervientes fans, tendrán la opción de comprar una caja especial "LICENCIADO CANTINAS".

Las personas que compren sus tickets a través de la boletera correspondiente a cada show, podrán adquirir el "LICENCIADO CANTINAS BOX SET"; a un precio especial y reducido: $482 pesos + cargo por servicio.

La box set incluye 2 CD'S + DVD + 2 Caballitos de Tequila grabados: CD1: Licenciado Cantinas versión estudio. CD2: De Cantina en Cantina: On Stage 2011-12 (directos y sound checks). DVD: 5 Video-clips + 1 Mediometraje + 1 Documental + 2 Making Of + Teasers + sorpresas.

La entrega del "LICENCIADO CANTINA BOX SET"; se realizará el día del evento, de cada plaza, en un stand especial.Todo está listo para que una de las figuras más emblemáticas del rock hispanoparlante, Enrique Bunbury, retorne a nuestro país, para deleitar con su voz, porte y canciones, a sus miles de admiradores mexicanos, quienes lo esperaran con ansias.

El Licenciado Cantinas Tour 2012 se presentará en Guadalajara, Monterrey, Distrito Federal, Querétaro, Puebla, León, San Luis Potosí, Torreón y Acapulco.

Fuente: Vive Latino

BUNBURY ESTARÁ EN MÉXICO EN SEPTIEMBRE


El cantante español Enrique Bunbury anunció las fechas de su próxima gira titulada "Licenciado Cantinas", por ciudades de la República Mexicana como Guadalajara, Monterrey y el Distrito Federal.

El tour por México dará inicio el 1 de septiembre en el Centro Cultural Universitario (CCU) de Puebla y concluirá en el Palacio de los Deportes de esta capital el 28 del mismo mes.

Además, se informó a través de un comunicado de prensa que las personas que asistan a los "shows", podrán adquirir a un precio especial el artículo "Licenciado de Cantinas box set", el cual consta de un disco versión estudio y otro en vivo, además de un DVD y dos vasos tequileros grabados con el logotipo de la gira.

Como parte del tour que el intérprete realiza por Latinoamérica, Bunbury, conocido por sus discos "Flamingos" y "El viaje a ninguna parte", se ha presentado con éxito en países como Colombia, Chile, Guatemala y Argentina.

Asimismo, el cantante ofrecerá una fecha anticipada el 26 de mayo en el Foro Sol del Distrito Federal como parte del "Wirikuta Fest", en el que también participarán Ely Guerra, Café Tacvba, Calle 13 y Julieta Venegas, entre otros.

Actualmente, Bunbury se encuentra promocionando su nuevo álbum "Licenciado Cantinas", del cual se desprende el primer sencillo "Ódiame" que ya suena en las estaciones de radio a nivel mundial.

Fuente: Notimex 

16 mayo 2012

A POCOS DÍAS DE PRESENTARSE EN COSTA RICA


La cuarta ronda de la Gira Latinoamericana Licenciado Cantinas de Enrique Bunbury, ha sido confirmada. Las 13 fechas anunciadas incluyen a Costa Rica, cuya presentación producida por Ocesa, se llevará a cabo el domingo 3 de junio en el Palacio de los Deportes.

El Aragonés Errante presentará una gran parte de los éxitos de su carrera de solista, además de promocionar su más reciente material, Licenciado Cantinas, Esta ronda de la gira incluye presentaciones en México, Guatemala, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina, Uruguay, y por supuesto, Costa Rica.

Ódiame, Llévame, Animas, que no amanezca y Licenciado Cantinas, the movie, son los cuatro audiovisuales que Bunbury ha lanzado para promocionar su disco. La semana pasada el cantante anunció que se encuentra grabando un nuevo videoclip para el tema El Solitario.

Los precios de las entradas para el concierto en Costa Rica, que se encuentran a la venta en el SITIO WEB DE PUBLITICKETS, son VIP ¢ 35,000, Gradería Central ¢ 30.000, Graderías Este y Oeste ¢ 25.000,00. A estos precios hay que agregarles ¢ 3.000 por cargo de servicio.

Fuente: Artstudio Magazine

LICENCIADO CANTINAS MÉXICO TOUR 2012


BUNBURY ANUNCIA LAS PRIMERAS FECHAS DE SU ESPERADA GIRA POR MÉXICO Y EL LANZAMIENTO DE LA CAJA ESPECIAL "LICENCIADO CANTINAS"


Las personas que compren sus tickets a través de la boletera correspondiente a cada show, podrán adquirir la LICENCIADO CANTINAS BOX SET a un precio especial y reducido: $482 pesos. 

La Box Set incluye 2 CDS + DVD + 2 Caballitos de Tequila grabados:

*CD1: Licenciado Cantinas versión estudio
*CD2: De Cantina en Cantina. On Stage 2011-12. (directos y sound checks)
*DVD: 5 Video-clips + 1 Mediometraje + 1 Documental + 2 Making Of + Teasers + sorpresas

Las primeras fechas ya confirmadas son:

PUEBLA:
CCU
1 DE SEPTIEMBRE
e-ticket

SAN LUIS POTOSÍ:
EL DOMO
6 DE SEPTIEMBRE
e-ticket

GUADALAJARA:
AUDITORIO TELMEX
8 DE SEPTIEMBRE
Ticketmaster Preventa Banamex 21 y 22 de Mayo
Venta General a partir 23 Mayo

LEÓN:
POLYFORUM
12 DE SEPTIEMBRE
e-ticket

ACAPULCO:
MUNDO IMPERIAL
14 DE SEPTIEMBRE
Ticketmaster

QUERÉTARO:
AUDITORIO JOSEFA ORTIZ DE DOMÍNGUEZ
19 DE SEPTIEMBRE
E-ticket
Preventa Banamex 21 y 22 Mayo
Venta General a partir 23 Mayo

MONTERREY:
AUDITORIO BANAMEX
22 DE SEPTIEMBRE
Ticketmaster
Preventa Banamex 21 y 22 de Mayo
Venta General a partir 23 Mayo

TORREÓN:
25 SEPTIEMBRE
Ticketmaster

CD DE MÉXICO. DF:
PALACIO DE LOS DEPORTES
28 DE SEPTIEMBRE
Ticketmaster
Preventa Banamex 21 y 22 de Mayo
Venta General a partir 23 Mayo

BUNBURY OBTIENE 2 NOMINACIONES A LOS PREMIOS JUVENTUD 2012

Los Ángeles, Mayo del 2012 - Enrique Bunbury ha sido nominado para Premios Juventud, en dos categorías: "Mi Artista Rock" y "Película Más Padre". Esta segunda nominación se da por "Blackthorn", segunda incursión de Enrique en el cine.

El álbum más reciente del cantante aragonés tiene hoy un nuevo sencillo y vídeo, "Ánimas, que no Amanezca", un tema popular mexicano firmado por Manolo Muñoz. Este es el tercer tema extraído de "Licenciado Cantinas", el cual salió a la venta el pasado 13 de diciembre, y es el primer álbum de Bunbury compuesto íntegramente por versiones del cancionero Latino.

En este video realizado por Alexis Morante, también autor del mediometraje "Licenciado Cantinas The Movie". El ex vocalista de Héroes del Silencio aparece acompañado de su banda, Los Santos Inocentes.

Para ver el mediometraje visita: Licenciado Cantinas The Movie 

Segunda incursión de Bunbury en la producción de cine español.

La película "Blackthorn", se presentó en el festival TriBeCa de Nueva York, y re-imagina el mito de "Butch Cassidy" durante los años que este bandolero estadounidense vivió en Bolivia, a principios del siglo XX. La cinta está dirigida por Mateo Gil y protagonizada por Sam Shepard y Eduardo Noriega.

EXTRACTO DE ENTREVISTA A ENRIQUE BUNBURY AL DIARIO MEXICANO RÉCORD

¿Qué te alentó a debutar como productor de cine?
"A lo largo de los últimos años he invertido mi dinero con muy poco acierto, en: una compañía discográfica que quebró ("A la inversa Records"), una revista monográfica que sólo editó un número ("Avalancha"), una editorial de poesía que publicó trece volúmenes y también quebró ("Chorrito de Plata") y, ahora, me asocié con un productor de cine para sacar adelante proyectos cinematográficos de diversa índole. Ya ves, sigo en las mismas, o parecidas. Este año produciremos tres películas. Es una año malo para el cine español. Dicen que el cine español vive únicamente de las subvenciones del Estado. Nosotros intentamos conseguir dinero de particulares para que se sigan contando historias emocionantes y, artistas con talento y cosas que decir, puedan hacerlo."

Enrique retoma su gira por Latinoamérica y EEUU.

El músico español Enrique Bunbury, una de las figuras más emblemáticas del rock hispanoparlante, ha dado a conocer las próximas fechas de su gira por Latinoamérica. Tras haber pisado distintos escenarios de España, Norte, Centro y sur América, Bunbury volverá a nuestros continentes para continuar promocionando su disco "Licenciado Cantinas", en varios países como Guatemala, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Uruguay.

Conoce las fechas de su gira visitando: Tours 2012

Fuente: Criteria Entertainment