NUEVA WEB UNA CITA EN FLAMINGOS






AHORA SEGUINOS EN NUESTRA NUEVA WEB:

WWW.UNACITAENFLAMINGOS.TK




30 mayo 2011

EL DOCUMENTAL DE BUNBURY EN ROLLING STONE

La revista Rolling Stone entregará con su número del mes de Junio el documental de Enrique Bunbury ‘Porque las cosas cambian’, un repaso a los 25 años en activo del músico aragonés.



Enrique, que recientemente ha comentado estar totalmente reconciliado con su pasado, afirma que este documental gira precisamente alrededor de ese hecho, y todo lo que conlleva. Se trata de un dvd documental dirigido por Javier Alvero que retrata, a lo largo de 1 hora y 40 minutos, todo el proceso artístico de Bunbury: desde su primera etapa en Héroes del Silencio hasta sus últimos y recientes días, incluyendo su nueva vida en Los Ángeles y su experiencia como padre. El dvd cuenta con la participación del propio Enrique y los músicos y amigos que le han acompañado en todos estos años, entre los que cabe destacar Loquillo, Ariel Rot, Pito (mánager de Héroes del Silencio de 1987 a 1995), Jaime Urrutia, Andrés Calamaro o Julio de la Rosa, entre muchos otros.



‘Porque las cosas cambian’, el dvd documental sobre Enrique Bunbury, gratis y en exclusiva junto al número de junio de Rolling Stone, disponible a partir del día 26 de mayo en los quioscos.


26 mayo 2011

DOCUMENTAL SOBRE BUNBURY

“Estoy totalmente reconciliado con mi pasado”, afirma Enrique Bunbury (44 años). Y precisamente alrededor de esta frase, y todo lo que conlleva, gira Porque las cosas cambian, el dvd documental que repasa los 25 años que lleva en activo el músico aragonés. Su director, Javier Alvero, retrata, a lo largo de 1 hora y 40 minutos, todo el proceso artístico de Bunbury: desde su primera etapa en Héroes del Silencio hasta sus últimos y recientes días (su nueva vida en Los Ángeles y su experiencia como padre). El dvd cuenta con la participación del propio Enrique y los músicos y amigos que le han acompañado en todos estos años. “Enrique, baja. Llevas siete años girando por todo el mundo. Vive, échate una novia”, recuerda Loquillo que le dijo una vez al músico. También aparecen Ariel Rot, Pito [mánager de Héroes del Silencio de 1987 a 1995], Jaime Urrutia, Andrés Calamaro o Julio de la Rosa, entre muchos otros.



Porque las cosas cambian, el dvd documental sobre Enrique Bunbury, lo puedes conseguir gratis y exclusivamente junto al número de junio de ROLLING STONE (desde el 26 de mayo estará disponible en los quioscos).



Fuente: Rollingstone.es

24 mayo 2011

BUNBURY ANUNCIÓ SU PRÓXIMO TRABAJO

Tras la publicación de Gran Rex, el disco en directo en el que recopilaba algunas de las mejores canciones de su repertorio, Bunbury vuelve al estudio de grabación.

Según comunica a través de su Facebook, es un álbum conceptual, narrativo y cinematográfico, dividido en cuatro partes, con el que da un nuevo giro en su trayectoria artística.

La grabación se está realizando en Texas con su banda habitual "Los Santos Inocentes".

Su publicación está prevista para Navidades de 2011.

23 mayo 2011

ENTREVISTA A LOS SANTOS INOCENTES


Raúl Santos, la persona encargada de la web dedicada a la banda de Enrique Bunbury ha realizado una entrevista a cada uno de Los Santos Inocentes a excepción de Jorge Rebenaque (Rebe).

ESCUCHÁ ONLINE "IRREMEDIABLEMENTE COTIDIANO"



21 mayo 2011

BUNBURY, AMARAL Y OTROS ARTISTAS APOYAN LAS PROTESTAS DEL 15-M

http://www.bunburydeluxeargentina.com/getImageBlog.php?id=858597&w=&h=&random=479&fileId=56295

Cantantes como Enrique Bunbury o el grupo Amaral, humoristas como Eva Hache o actores como Santiago Segura son sólo algunas de las voces que se han adherido al movimiento de protesta 15-M. Las redes sociales como Twitter se vuelven a mostrar como el medio de expresión del presente.

Twitter es en estos días un auténtico hervidero de opiniones y comunicados en torno al movimiento 15-M que ha desembocado en numerosas acampadas repartidas por España y parte de Europa. La llamada #spanishrevolution ha ganado miles de adeptos y numerosos rostros conocidos, del mundo de la cultura han dado su apoyo a través de sus cuentas.

Por ejemplo, Enrique Bunbury participa en las protestas virtuales informando sobre la ya famosa portada de The Washington Post en la que se ve una Puerta del Sol abarrotada de gente descontenta con la situación política, económica y social por la que atraviesa el país. También hace referencia al texto de José Luis Sampedro, uno de los iconos del movimiento.

El cantante no es el único que se suma a los concentrados, que exigen una democracia más participativa y mayor control de los mercados así como critican a la corrupta clase política del país. Santiago Segura acudió a la Plaza de Cataluña de Barcelona para pedir "gestores hábies y honrados" para España, como explicó en su cuenta en la red social de microblogging. Los miembros de Amaral hacían lo propio con la acampada en la Puerta del Sol, algo que secundaba Nacho Vegas.

Willy Toledo o los miembros del grupo La Habitación Roja también han expresado su apoyo y se les ha podido ver en las concentraciones. La humorista Eva Hache anunciaba en Twitter: "Acabo de estar en Sol: calma, lucha, información, resistencia. Y cansancio. No dejemos de apoyar". Desde fuera de las redes sociales, la actriz Penélope Cruz declaró el apoyo a la causa, como cita 20minutos.es: "Me rompe el corazón ver a tantos chavales jóvenes y muy preparados que buscan trabajo y no encuentran salida. España vive una situación durísima, está claro, y solo espero que las cosas mejoren lo antes posible".

Mientras tanto, y a pesar de haber anunciado el abandono de su cuenta en Twitter, el cantante Alejandro Sanz permanece al margen de todo lo que acontece en su ciudad de nacimiento, lanzando interesantes mensajes a sus seguidores como "Poned en Youtube: Alejandro sanz y destiny child y a gozar", "La vida es una broma... riete" o "Cual es vuestra palabra favorita en Castellano?".

Fuente: Adslzone.net

13 mayo 2011

ENRIQUE BUNBURY, EN EL INVENTARIO DE SU VIDA

El rockero español lanza su nuevo trabajo en vivo, un resumen de tres conciertos en Buenos Aires.

La química que Enrique Bunbury consigue crear con el público en sus conciertos es distinta a la de otros artistas.

El existencialista rockero español logra una conexión única a través de los mensajes que lanza en sus canciones, que suelen ser odas a la melancolía pero con una puerta entreabierta a la esperanza.
Y la audiencia responde con una entrega total.
Esa peculiaridad de Bunbury queda reflejada en su último trabajo, un álbum doble llamado Gran Rex, en alusión al famoso teatro de Buenos Aires, Argentina, por el que pasan muchos artistas latinoamericanos y españoles.

El álbum, una grabación en vivo de su concierto en ese local los días 3,4 y 5 de noviembre de 2010, es un balance en 24 canciones de su vida como cantante y compositor.

La ascensión rítmica y emocional de los conciertos queda clara tanto en los temas, cuidadosamente elegidos por Bunbury para un de por sí entregado público porteño, como en la respuesta de la audiencia, cuyo entusiasmo va en aumento a medida que se suceden los temas sobre el escenario.

El cabaret
En estos dos discos, el artista muestra sus diferentes facetas como autor de folk-rock, rock and roll duro, rock cabaratero, con sonidos de acordeón y clarinete, así como jazz-soul y rock sureño.

La obra salió a la venta el día 4 en Estados Unidos, España y Latinoamérica.

Éste es el tercer trabajo en vivo que Bunbury entrega en su carrera como solista.

Los dos anteriores son Pequeño cabaret ambulante (2000) y Freak Show (2005).

Bunbury también es particular en ese aspecto pues generalmente las grabaciones cada tanto de discos en vivo suelen ser características de los músicos de blues y jazz y no tanto de los rockeros.

En un álbum en vivo, el margen de error que tiene el artista es muy poco.

Frente a frente
El repertorio de los dos discos será muy familiar para los houstonianos seguidores de Bunbury pues, salvo un par de rancheras del compositor mexicano José Alfredo Jiménez, es exactamente el mismo que presentó el 27 de abril del año pasado en House of Blues, cuando comenzó su gira de más de 60 conciertos por Estados Unidos, México, Argentina y España.

El álbum abre con su faceta de rock-folk con los temas Las consecuencias, De todo el mundo y Frente a frente.

Este último tema, la versión de Bunbury de la canción que la intérprete española Jeanette puso de moda en 1981, es interpretado por el rockero con una intensidad desgarradora. Bunbury es acompañado por el tecladista español Jorge Rebenaque, que tiene una soberbia participación con el teclado electrónico, muy usado en el gospel y el soul-jazz, lo que acentúa el carácter dramático del tema, que habla de una agónica separación.

En el segundo bloque dominan el rock sureño y rock cabaretero.

Abre con Los habitantes, de rock-blues sureño, muy influido por la obra de grupos estadounidenses del mismo género, como la banda de Texas Old 97's o el grupo de Georgia Drive By Truckers.

Es en este bloque donde hace alarde de su virtuosismo el guitarrista Jordi Mena, en un largo requinto que suena como un lamento de blues moribundo.

Los siguientes tres temas del disco, Enganchado a ti, El Extranjero y Desmejorado, muestran la faceta de Bunbury como artista entrenado en el rock de cabaret, con influencia de las baladas francesas y alemanas de principios del siglo XX, y con una evidente influencia en el estilo interpretativo y los arreglos del estadounidense Tom Waits.

Estos tres temas, donde arriesga más que en otros y muestra una faceta innovadora, son los mejores del disco.

Diálogo con el público
Durante la interpretación de estas canciones, Bunbury mantiene distintos diálogos sobre el escenario.
Musicalmente, destaca el que se desarrolla entre su voz y la guitarra de Mena en Enganchado a ti, donde el cantante hace scats, técnica vocal de jazz para hacer onomatopeyas, al mismo tiempo que los requintos.

Con el público, Bunbury crea un clímax en el diálogo que provoca en El Extranjero, donde los presentes corean junto a él la mayor parte de la canción mientras la mandolina de Mena adorna con improvisaciones de jazz.

La gema del disco es su versión de Desmejorado, nuevamente con Mena y Rebeneque, en la mandolina y el acordeón respectivamente, como una balada de jazz con un aire lejano a banda funeraria de Nueva Orleans.

La introducción del acordeón, un instrumento muy cercano en el sonido al bandoneón del tango argentino, es un guiño al público porteño que éste no deja pasar de largo.

Sólo es rock and roll
Bunbury, cuyo nombre real es Enrique Ortiz de Landazuri Izardui, se dio a conocer a mediados de la década de los 80 como cantante y guitarrista del grupo español de rock Los Héroes del Silencio.

Las canciones de la banda eran del rock básico, sin grandes complicaciones armónicas ni melódicas. Posteriormente, Bunbury empezó a hacer carrera en solitario.

En Gran Rex, retorna a su orígenes de rockero duro con buenas versiones de los temas El Anzuelo, El Rescate, Hay muy poca gente, Que tengas suertecita y Sólo es si me perdonas. En ellos explora sus raíces musicales y las sazona con ligeras dosis de ritmos latinos, aunque sin grandes alardes. Y con ellos cierra el primero de los dos discos.

La apuesta por el rock and roll que hace Bunbury como tema central en la segunda parte de la grabación le da mejores resultados con el público, ya que los asistentes participan más y cantan con más intensidad.

Los temas Si e Infinito, con el coro de la audiencia, son grandiosos y nuevamente Mena se luce con sus requintos que están a caballo entre el blues, el jazz y el son.

Además de Rebenaque y Mena los otros acompañantes de Bunbury son los músicos españoles Ramón Gacías (batería), Robert Castellanos (bajo) y Álvaro Suite (guitarra).

En resumen, Gran Rex funciona como un perfecto mosaico de la carrera de Bunbury. Sin embargo y por eso mismo, resulta un poco cansino escuchar otra vez temas como Puta desagradecida, Lady Blue o Alicia, que, aunque son presentados con pequeños cambios en los arreglos, podrían merecer la jubilación para la próxima gira del artista.

Fuente: www.chron.com

"SOY ESPAÑOL, LUEGO DRAMATIZO"

El cantante publica Gran Rex, tres noches seguidas de recital en Buenos Aires

En el mundo de la música, como asegura el promotor de conciertos Gay Mercader, hay más fracasos estrepitosos que aciertos cuando un artista se reinventa. «Es una industria que detesta los cambios», afirma. Eso está comprobado. Bunbury lleva 14 años como solista.

En noviembre pasado, llenó tres veces seguidas el Teatro Gran Rex. «Me siento en mi casa en América», canta en «El extranjero».

-Se respira mucha energía en el ambiente de Buenos Aires, ¿le trata esa ciudad, o América, de un modo especial?
-La relación con Buenos Aires ha sido magnífica desde las primeras visitas, en los primeros años con Héroes del Silencio, cuando tocábamos por pequeños clubes. Seguimos haciendo conciertos en los 90 y, luego, en mis giras solistas. Son muchos años de amor porteño. Les estoy muy agradecido por el cariño y por la comida, la bebida y la música ¡y la noche!

-Y España, ¿cómo le trata?
-Me siento muy querido en mi país. Desgraciadamente, la industria cultural española está sufriendo un grave revés del que espero se recupere pronto.

-Mantiene un poso de dolor en sus letras. ¿Parte de los malos sentimientos para componer?

-Pienso en el sentimiento trágico de la vida unamuniano y sí, me reafirmo: soy español, luego dramatizo.

-Ese rasgo le emparenta con otro amigo suyo, Nacho Vegas. ¿La oscuridad arroja luz sobre lo que nos pasa?

-La oscuridad es oscuridad allá donde esté. Sinceramente, no veo muchos motivos para reírme leyendo las noticias que aparecen en cualquier diario del mundo. Y, menos, con lo que nos ocultan.

-¿Puede el rock cambiar el mundo? ¿Por qué no hace canciones con fondo político?

-Las hice: «Anidando liendres», «Irremediablemente cotidiano»… incluso «Nunca se convence del todo a nadie de nada» tiene un trasfondo politico. Y me gustaría hacer más canciones social y políticamente comprometidas. Creo que, en el futuro inmediato, todos tenemos que volver al activismo para cambiar una situación insostenible.

-No agradece el disco a familia y allegados, sino a quienes lo compren: ¿humildad o malos tiempos para la lírica?
-La inscripción del fondo de la carpeta es una leyenda que escriben ahora las discográficas para apoyar al consumidor de música física. Se lo dedico y agradezco a todo mi equipo durante diez años de giras.

-El rock de raíz como al que usted rinde homenaje, ¿sigue interesando o está sepultado?

-Pienso que hay sitio para todos. La música la puedes catalogar para guiarte sin perderte por el camino del conocimiento de su historia; pero puedes disfrutarla simplemente como un aficionado y, ahí, las etiquetas se reducen a me gusta o no me gusta. Sigo oyendo música de los veinte, treinta y cuarenta. También escucho, y mucho, la que se hace hoy, que considero de gran calidad. No entiendo a los que dicen que ya no se hace música con la calidad de los sesenta y setenta. Creo que es mentira y que, a día de hoy, hay músicos con muchísimo talento regalándonos los oídos. Sólo hay que estar atento.

-¿Cómo ha cambiado su forma de entender la música en estos últimos?

-Sigo siendo un apasionado de mi profesión. Son algunos elementos externos los que la afean. Componer, grabar, interpretar canciones… es un regalo que hay que saber agradecer todos los días.

-¿Se imaginaba el éxito como lo está viviendo después de Héroes del Silencio?
-No. Cuando eres más joven te imaginas el éxito de forma mucho más superficial. Actualmente valoro más que antes el reconocimiento entre mis compañeros de profesión.

-«Todo tiene consecuencias», ¿esa es la enseñanza del rock?
- Es, quizá, la enseñanza de la vida.

Sin mal fario
A Bunbury se le odia o se le ama. No hay grises, pero los que le conocen hablan de un tipo distinto del cantante afectado, hay quien diría histriónico. Calamaro, Quique González, Loquillo, Raphael, Buenafuente o Jaime Urrutia son algunos de sus amigos que participan en un documental sobre su trayectoria: «Porque las cosas cambian». ¿No da mal fario un documental con carrera por delante? «No me considero importante para que lo hagan, pero creo que, después de 25 años de carrera, ‘‘Gran Rex’’ sería buen cierre. Sin flecos».

Fuente: Larazon.es

12 mayo 2011

DE TODO EL MUNDO: 1 AÑO Y 1 MILLÓN

Celebramos el primer año y más de UN MILLÓN de visitas en el canal oficial de BUNBURY para el videoclip DE TODO EL MUNDO dirigido por Alexis Morante. Gracias a todos por el apoyo. La de cosas buenas que nos ha traído apenas 5 minutos de vídeo. El año que viene más y mejor.

10 mayo 2011

BUNBURY PREPARA EN TEXAS SU NUEVO DISCO

Enrique Bunbury está grabando en Texas su nuevo disco de estudio. Será un álbum de versiones, aunque no hay confirmación oficial sobre su contenido. Fuentes cercanas al artista hablan de un compendio de clásicos populares latinoamericanos, algunos apuestan por revisiones de clásicos del blues y el soul. Ambos entornos conceptuales están muy presentes en los gustos del zaragozano desde siempre: a tenor de lo declarado en varios medios americanos, el álbum debería estar listo en Navidad, sin que se haya previsto una gira posterior de presentación.

Los componentes de los Santos Inocentes, la banda de Bunbury en sus dos últimas giras, aterrizaron el domingo en Estados Unidos. Al parecer, se incorpora a los convocados Daniel Forcada, ex percusionista de Jarabe de Palo, banda en la que también figuraron en su día dos miembros del clan inocente como el guitarrista Jordi Mena y el teclista Jorge Rebenaque.

Un enclave idóneo

El lugar elegido para la grabación es Sonic Ranch, un impresionante complejo que cuenta con cinco estudios, seis salas adicionales de grabación, equipo vintage junto a la última tecnología... y unas instalaciones fantásticas, que incluyen residencia, zonas deportivas, piscina y estancias llenas de libros, discos y litografías de artistas como Chagall o Dalí. El rancho que da nombre al estudio, con un siglo de historia, está en Tornillo (Texas), a 50 kilómetros del aeropuerto de El Paso, en la frontera con México y junto al límite estatal con New Mexico, cerca de Roswell y su alienígena Área 51. Allí han grabado los mexicanos Zoé, con quienes Bunbury hizo un tema el año pasado.

La hipótesis de las versiones latinas se apoya además en el listado de canciones que detallara Bunbury a la edición española de la revista Rolling Stone en las pasadas Navidades. Allí citaba un tema de su querido José Alfredo Jiménez, un tango de Goyeneche, El arriero de Atahualpa Yupanqui y otras selecciones de narcocorridos, vallenato, son, bolero, aires pachucas y hasta un tema del panameño Rubén Blades.

Más cine

La inquietud de Bunbury no se limita casi nunca a una actividad: ahora, tampoco. Aún está reciente la promoción del directo Gran Rex y, sobre todo, la llegada al mundo de su primogénita, Asia, que apenas cuenta con tres meses, y que ha traído nueva alegría a Enrique y su pareja, la fotógrafa Josegirl. Así, el artista aragonés ha vuelto a involucrarse en la producción ejecutiva de una película. Hace tres meses se estrenó 23-F: la película, de Chema de la Peña. El director salmantino debutó tras la cámara en 1999 con Shacky Carmine, en cuya banda sonora hay un tema de Bunbury, Nada. Ahora, Bunbury es uno de los productores de Blackthorn, de Mateo Gil, cinta protagonizada por Sam Shepard, Eduardo Noriega, Stephen Rea y Daniel Aguirre. Se trata de un western atípico sobre la figura del ladrón Butch Cassidy, oculto bajo una nueva identidad en tierras bolivianas, donde no tardará en verse en problemas.

Gil, guionista habitual de Amenábar, debutó en la dirección de largometrajes en 1999 con Nadie conoce a nadie. La película ha obtenido críticas favorables en América y se estrenó en España hace un mes, en el Festival de Las Palmas. Aún no ha llegado a las pantallas comerciales de nuestro país.

Fuente: Heraldodesoria.es

06 mayo 2011

HACIENDO LAS AMÉRICAS

Con las cuerdas vocales a pleno rendimiento y una nueva banda cada vez mejor engrasada. Así se muestra Enrique Bunbury en 'Gran Rex', álbum grabado en directo en el auditorio bonaerense del mismo nombre durante la gira que realizó por América para presentar su último disco de estudio, 'Las consecuencias'.

«Teníamos una deuda con el público argentino. Desde los primeros 'shows' que realicé con Héroes del Silencio, hace ya 20 años, he visitado el país con regularidad, y en cada una de las giras me he sentido querido y respetado. Es un público único. Para mí, el mejor del mundo, el más culto musicalmente y, a la vez, el más apasionado», explica Bunbury, quien aclara también: «Vitalmente, la experiencia ha sido muy enriquecedora, económicamente, un desastre».

'De todo el mundo', 'Frente a frente', 'Alicia', 'Que tengas suertecita', 'Apuesta por el rock & roll', 'El anzuelo' o 'El viento a favor' son algunas de las 24 canciones que se pueden saborear en este repertorio con el que Bunbury recorrió también 25 ciudades en USA.

«En ocasiones anteriores, la forma de enfocar esa parte de las giras siempre era la misma: tocábamos en los cinco o seis lugares con mayor población latina y ya. Repetíamos constantemente Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Houston, Miami... El planteamiento de esta gira consistía en subirnos a un 'tour-bus' y recorrer el país de costa a costa, haciendo 'shows' de capacidad media en ciudades en las que jamás había tocado».

España no tuvo tanta suerte en el reparto, ya que el 'tour' de 'Las consecuencias' sólo contó nueve fechas en territorio nacional. «La gira se iba a alargar hasta mediados de 2011. Por motivos personales, tuve que darla por terminada en diciembre, y tuvimos que renunciar a muchos países de Centroamérica, Sudamérica, Caribe y a la segunda vuelta por España», recuerda Bunbury.

Estado de ánimo

El vocalista se quedó con una espina clavada tras su visita a Madrid. «Estaba disgustado con las dificultades que tuvimos para encontrar un recinto adecuado a las necesidades del espectáculo. El Palacio de los Deportes no fue la mejor opción. Quisimos convertirlo en un auditorio, como antes hicieron, con acierto, Leonard Cohen y Sabina. Desgraciadamente, nosotros lo hicimos en pleno invierno y el frío era insoportable. Además, cometimos el error de no utilizar las pantallas y, para las filas más alejadas, el espectáculo quedó desangelado», lamenta. Los 56 conciertos realizados durante 2010 han permitido que Bunbury se acople a la perfección con su nueva banda, Los Santos Inocentes, sucesora de Huracán Ambulante. «Estamos en un momento perfecto para encarar los verdaderos retos. Ahora toca participar en las competiciones de élite», proclama el artista.

De carácter oscuro, 'Las consecuencias' respondió a la necesidad de Bunbury por expresar un determinado estado de ánimo, pero el cantante deja entrever que su próximo álbum de estudio destacará por una sensibilidad diferente. «Quiero trabajar más desde los ritmos y la percusión. ¿La luz?, ¿la oscuridad? Desde una perspectiva fotográfica, no pueden existir la una sin la otra. Me interesa el blanco y negro, y en la fotografía en blanco y negro, al final, los grises son lo más importante».

El nervio creativo de Bunbury sigue intacto, y el artista augura variaciones en cuanto a sonido, grabación, producción e interpretación en su nuevo trabajo, que podría ver la luz a finales de año. «El audio, la ingeniería de sonido y la producción siempre fueron muy importantes en mis discos. Estoy adquiriendo algunos juguetitos que, supongo, tendrán su protagonismo en el nuevo álbum. Tanto amplis como micros, guitarras y sintetizadores analógicos», apunta.

«Los Santos Inocentes están preparados para la aventura y sé que pueden llevar las canciones a niveles más interesantes. Además, estamos contactando con algunos músicos octogenarios para contar con su colaboración puntual. Creo que, con todos ellos, lograremos un sonido más actual y contemporáneo». No existen indicios sobre lo que Bunbury lleva entre manos, pero considera que el resultado de su nuevo álbum «podría sorprender a los fans más fundamentalistas. Supongo que se van a llevar un disgusto del que les costará recuperarse. El resto, espero que lo disfruten».

Fuente: Diariovasco.com

03 mayo 2011

SEGUNDA INCURSIÓN DE BUNBURY EN LA PRODUCCIÓN DE CINE ESPAÑOL

La película "Blackthorn", se presentó en el festival TriBeCa de Nueva York.

El filme reimagina el mito de "Butch Cassidy" y los años que este bandolero estadounidense vivió en Bolivia, a principios del siglo XX.

La cinta está dirigida por Mateo Gil y protagonizada por Sam Shepard y Eduardo Noriega.

Próximamente en las carteleras españolas.

EXTRACTO DE ENTREVISTA A ENRIQUE BUNBURY AL DIARIO MEXICANO RÉCORD

¿Qué te alentó a debutar como productor de cine?

A lo largo de los últimos años he invertido mi dinero con muy poco acierto, en: una compañía discográfica que quebró (“A la inversa Records”), una revista monográfica que sólo editó un número (“Avalancha”), una editorial de poesía que publicó trece volúmenes y también quebró (“Chorrito de Plata”) y, ahora, me asocié con un productor de cine para sacar adelante proyectos cinematográficos de diversa índole. Ya ves, sigo en las mismas, o parecidas.

Este año produciremos tres películas. Es una año malo para el cine español. Dicen que el cine español vive únicamente de las subvenciones del Estado. Nosotros intentamos conseguir dinero de particulares para que se sigan contando historias emocionantes y, artistas con talento y cosas que decir, puedan hacerlo.

FOTOCLIP "LAS CONSECUENCIAS TOUR"

Jose A. Pérez Portela (más conocido como Jose Figueres), nos regala su particular álbum de fotos de la última gira de Enrique Bunbury. Bajo el título de "Las Consecuencias Tour. Las fotos" comprime en imágenes el espectáculo visual puesto en escena. La fotos fueron realizadas en los conciertos que Bunbury ofreció en España, concretamente en Valencia y Barcelona.